Recibidores con estilo, cómo lograrlos

Al entrar en un lugar, ¿qué es lo primero que notas? Sin duda alguna cómo está decorado el recibidor o pasillo de bienvenida. Ese pequeño espacio puede convertirse en un punto muy importante en el estilo general del ambiente pues se muestra como el inicio del resto de la decoración.

El arreglo de este no debe de desentonar con el resto del diseño , pero si pueden variar en cuestión de aditamentos y accesorios. Los cuadros en las paredes pueden ser una buena idea pero no olvides que la pintura o tapiz de fondo debe de combinar con el resto.

Una pequeña mesa es ideal para ir pegada al muro. Allí puede servir para colocar algunos marcos fotográficos, floreros o simplemente mantenerla vacía para colocar todo lo que te llevas por las mañanas

El impacto visual del recibidor debe de estar presente por toda la decoración. La mayor parte del tiempo se utilizan tonos neutros y relajantes. Las combinaciones en matices obscuros son buena elección si vives en zonas muy húmedas, pues al ser la primera habitación de la casa es dónde toda la mugre y suciedad se queda.

Para las paredes se recomienda un pequeño colgador para abrigos, bolsos y sombreros. También algunos eligen colocar un pequeño armario dónde guardar abrigos, cazadoras o algún jersey. Todo depende del tipo de construcción y del estilo que hayas elegido en general.

Si el espacio es un problema puedes aprovecharlo al máximo comprando o mandando a fabricar muebles a medida. De tal manera evitarás que sobresalgan esquinas o bordes incómodos y además garantizarás la optimización del ambiente.

Compartir