Cómo reformar un ambiente

Para un cambio total en tu hogar se debe comenzar con lo más simple. Se cree que para reformar un ambiente se debe de reconstruir totalmente, sin embargo no es el caso en la mayoría de casas.

Basta entonces con poseer un poco de creatividad para darle el estilo que buscas. El primer paso es encontrar lo que realmente quieres lograr en tu habitación. Si lo tuyo es el descanso y la tranquilidad entonces puedes comenzar por retirar todo aquello que te estorbe o te incomode dentro de tu hogar.

La reforma puede comenzar por un cambio en cuestión de pintura y acabado. Tal vez por años has tenido el mismo color en tus paredes, es entonces la oportunidad perfecta para que tomes la brocha y te animes a dar el cambio.

Otro punto para poder empezar es la reacomodación de todo lo que tiene que ver con los muebles y mesas. Muchas veces basta con mover los sillones para darle otro aire al ambiente total.


En cuestión de cortinas también se puede innovar al utilizarlas como base y complemento de la decoración completa también. Todo depende de tus ventanales y tu iluminación. Esto varía según el gusto del cliente y el estilo final que le quieras dar a tu ambiente.

Otro aspecto que puedes cambiar son las repisas y esquineros, porque puede que no tengas o que poseas demasiados. Utiliza, en el caso de las primeras, solo las necesarias y realmente útiles, si en determinado caso los utilizas como algo decorativo debes de saberlas colocar de manera que no estorben el resto de implementos.

Compartir