Alfombras y tapetes, lo que debes saber

Las alfombras, tapetes y textiles de piso son parte importante de la decoración en cada hogar. Su distribución puede hacerse desde el recibidor mismo hasta las habitaciones principales, pasando por el gran salón e inclusive en el baño su uso es muy común.

Las hay de todo tipo, material y tamaño según los gustos del cliente y la utilidad que este le dé a los mismos, deja de lado ya los pisos desnudos y atrévete a cambiar de diseño con felpudos que están a la última en cuestión de diseño para la casa.

En los pasillos o en el recibidor por lo general se utiliza material resistente y que haga las funciones de un limpiador. Sacudirlas de vez en cuando es muy útil y su uso se vuelve más frecuente especialmente en época lluviosa.

También existe la posibilidad de colocar un tapiz por toda la casa. Su uso es muy apreciado especialmente en departamentos y si queremos darle ese toque de distinción y lujo a nuestro hogar, sin embargo, también está el lado negativo pues su limpieza debe ser constante y a la larga esto resulta muy contraproducente.

En las habitaciones principales puede utilizarse como complemento de los muros, es decir que contará con un diseño parecido a este mismo. En materia del salón su utilización es mucha más extendida y con la salvedad que puedes colocar una principal que abarque todo el espacio o una pequeña al centro que sirva de sostén para alguna mesa.

Las posibilidades con los tapetes son infinitas solo hace falta algo de imaginación de tu parte para hacer de estos unos auxiliares muy útiles en tu decoración. Sin mencionar que se prefiere una buena alfombra a algún piso,  especialmente en diseños de corte moderno.

Compartir