Comedores clásicos, un estilo que no pasa de moda

El corte clásico en algunas habitaciones puede parecer aburrido y pasado de moda, pero esto no ocurre si sabes cómo lograr una estética definida y un acomodamiento de espacio perfecto. Los comedores son perfectas oportunidades para demostrar tal punto.

El lujo y la distinción de lo clásico no tiene por qué parecer tedioso, más bien es esa característica lo hace convertirse en el diseño predilecto de muchas personas. El mobiliario formal y bien trabajado otorga firmeza al ambiente y un aire muy superior a cualquier otro esquema decorativo.

La madera siempre será la reina de lo clásico, aunque ciertas tendencias apuntan a apostar por otros materiales tales como el hierro forjado y similares. En materia de comedores la mesa y las sillas cumplen con el papel protagónico de la obra al hallarse en el centro de atención de todo el espacio.

Es por ello que su decoración y la atención especial en sus detalles es un aspecto que no puedes pasar por alto. En líneas generales hablamos de mesas cuadradas y muy elegantes, mejor si con patas torneadas en estilo único y con acabado perfecto.

Los aparadores no pueden faltar en un diseño de corte clásico, generalmente con puertas con ventanas de cristal. Esto le otorgará a tu ambiente un verdadero toque especial de antaño, sin mencionar lo realmente útiles que resultan ser para guardar los enceres necesarios para las comidas.

Los tonos también deben ser reservados y neutros, esto si quieres lograr el estilo deseado sin el mayor esfuerzo. El mejor será los derivos del blanco antiguo y el hueso, de esta manera encontrarás una habitación teñida de elegancia y con un acabado impecable.

Compartir