El salón-comedor, un lugar para vivir a luz plena

Dependiendo del estilo que hayamos elegido para nuestra casa, existe la posibilidad a la hora de detenernos en el living y el comedor, en que sea un solo espacio compartiendo los dos ambientes, para potenciar significativamente la luz, salón y comedor comparten el mismo espacio, sin necesidad de tabiques y visualmente las delimitaciones quedarían situadas por los accesorios, como en el caso de la imagen que podemos observar.

Esta delimitación está bien determinada por las lineas que ofrece visualmente el sofá y la alfombra dejando bien marcado el espacio del salón y el del comedor. Para que el lugar sea sumamente luminoso, más allá de aprovechar la luz natural que nos ofrecen las ventanas, lo ideal es unificar la pintura del techo y las paredes en tonos blancos, o marfil, con pintura plástica.

Las lineas rectas de todos los accesorios utilizados y en contraste, hacen de este multiespacio, un sitio para vivir a pleno tanto en reuniones con amistades, como para una cálida comida en familia. En caso de contar con escaleras que separen dos plantas en el salón comedor, sugerimos para no perder la linea luminosa, utilizar peldaños de madera clara como haya y barandillas de cristal, para que no llame la atención ni se destaque en el ambiente dejando la luz fluir libremente.

Compartir