Cómo pintar las puertas de madera

Cómo pintar puertas de madera

Si buscar renovar la apariencia de tus puertas, la mejor opción es dándoles un cambio al pintarlas nuevamente. Si no sabes cómo hacerlo, aquí en okdecoración te mostraremos cómo pintar las puertas de madera paso a paso.


Antes de todo debes elegir el color que vas a utilizar, si no tienes mucha experiencia en ello,puedes preguntarle al dependiente de la ferretería o tienda de bricolaje que tengas más cercana a tu casa. Al pensar cambiar el color de las puertas de madera que esta barnizada,  lo principal es tener en cuenta que debemos utilizar un buen esmalte de calidad.

Materiales necesarios

Para saber como pintar una puerta de madera es necesario saber elegir el material y los elementos de trabajo que utilizaremos para la realización de la tarea, para alcanzar el mejor resultado.

Estos materiales son: brocha plana grande para esmaltar superficies lisas; brocha plana pequeña para esmaltar superficies pequeñas ( bordes de la puerta ); pincel pequeño, para perfilar; rodillo de esponja de plástico, para obtener un acabado picado ( si esa es nuestra intención ); papel de lija de varios granos, para lograr eliminar las impurezas e imperfecciones de la puerta.

Pintar puertas de madera paso a paso

Primero que nada es de suma importancia sabes cual es el color elegido para la puerta. Luego de adquirir una buena pintura, podemos cubrir como primera parte los herrajes, los pestillos  y picaportes con cinta de enmascarar o quitarlos y luego con un rodillo pequeño preparar el esmalte y comenzar con la primera mano de pintura.

Cómo pintar una puerta de madera

Para lograr un excelente acabado, antes de comenzar a pintar se puede utilizar un decapante químico que deje la puerta libre de viejas capas de pintura, o en su defecto, lijar la pintura vieja, cepillar la madera y luego comenzar con la pintura.

Para utilizar el decapante, debes aplicarlo a rodillo como si fuera pintura, sin olvidar utilizar mascarilla porque podría resultar tóxico, y realizando esta operación al aire libre, lo dejas actuar y cuando veas que se comienza a levantar la pintura la vas retirando con una espátula, luego limpia la puerta con un paño limpio, agua ras, y con un estropajo metálico fino.

Posteriormente debes darle a la madera una mano de tapaporos sobre toda la superficie, y una vez que haya secado, la vuelves a lijar.

Después de dar la primera mano de pintura, realiza un lijado fino y luego da la segunda capa, es un poco engorroso todo esto, pero es para que tus puertas luzcan con un acabado profesional. Si  te animas, puedes desmontarlas y llevarlas a lacar.

 

Compartir