Cómo decorar una habitación ideal para el descanso

Cómo decorar un dormitorio relajante

Descansar mientras dormimos es muy importante para mantener la salud y la calidad de vida. Muchas veces nuestra decoración y la forma en la que mantenemos nuestro dormitorio no ayuda a la hora de obtener esas preciadas horas de sueño. Para eso os traemos algunos consejos que os ayudarán a conseguir esa atmósfera de tranquilidad necesaria para descansar correctamente.

Consejos para decorar un dormitorio para descansar

La estancia debe ser tranquila y relajante. Factores como la  luz o los ruidos molestos, un colchón o una cama incómodos, o una habitación que es muy fría o muy caliente, pueden evitar que consigamos el sueño que necesitamos. Para eso debemos asegurarnos de que todo esté como debería estar.

Si quieres descansar bien, y tener un sueño más fácil, rápido y profundo, te recomiendo que evites todo lo que pondría energías de tensión o de acción: trabajar, estudiar, leer, bailar, hacer ejercicio físico, …

Al revés, todo lo que sea relacionado con una mayor relajación contribuye a establecer un ambiente favorable. Así que sentará muy bien al clima de tu habitación el practicar yoga, hacer relajación, dar masajes, meditar o rezar, y … la vida íntima de la pareja.

Cómo decorar un dormitorio

Asimismo, los objetos deben ser seleccionados de la misma manera, evitando tanto como puedas los libros, las herramientas de trabajo (pc, móvil, apuntes, …), o las fuentes de distracción como la televisión, o posibles aparatos para hacer ejercicio.

Colchón y cama:

Asegúrate de que tu colchón y tu cama llenen tus expectativas de comodidad y apoyo. Si duermes con alguien más, el colchón debe permitir que los dos tengáis suficiente espacio para disfrutar y moveros con facilidad.

Luz:

La luz es una de las indirectas de tiempo que el cuerpo mejor capta. La salida del sol puede despertar nuestro cerebro mucho tiempo antes de que suene la alarma de nuestro despertador. Una habitación oscura es el mejor conductor del sueño, ya sea durante el día o la noche.

Cómo decorar un dormitorio

Ruido:

Los ruidos altos y por sorpresa ya sean dentro o fuera de nuestra casa pueden interrumpir el sueño. Mientras que otros más estáticos y bajos como el de un ventilador o el aire acondicionado pueden ser tranquilizantes porque ayudan a bloquear los sonidos distractores.

Temperatura:

La temperatura ideal de una estancia es entre los dieciséis y dieciocho grados centígrados. Una habitación que es muy fría o muy caliente puede interrumpir un sueño que podría ser muy agradable.

Color:

También es importante la decoración y el mobiliario de nuestro dormitorio. Está demostrado que hay colores, como el azul o los tonos pasteles, que ayudan en la relajación, al contrario que los tonos rojos o anaranjados, que pueden llegar a resultar algo agresivos para nuestra relajación.

Compartir