Cómo organizar un dormitorio

Cómo organizar el dormitorio

Al momento de planificar el dormitorio principal, siempre debemos tener en cuenta las necesidades de sus habitantes, pero si de ambientes modernos se trata, podemos valernos de tapizados en el cabecero de la cama, materiales  de DM lacados para las mesas de noche y algunos otros mobiliarios pequeños que vestirán la habitación.

Cuando comenzamos a planificar la decoración y ambientación de las distintas zonas del hogar, a veces terminamos un tanto perdidos. Colocamos con simpleza los elementos que componen las estancias, sólo para deber reubicarlos luego, ya que no han quedado del todo cómodos ni prácticos en su ubicación. Pero aquí te ofrecemos algunos consejos simples para organizar un dormitorio, desde cero, con toda facilidad.

Consejos para planificar el dormitorio

Ubicar la cama

Una ves elegida la cama adecuada a nuestros gustos, según la ambientación planificada (o planificando la decoración a partir de la cama deseada y adquirida), la ubicamos en una zona apropiada.

De preferencia, la cama no debe quedar justo frente a la puerta de acceso. Podemos ubicarla cerca de alguna ventana, para facilitar la iluminación natural, la cual luego se puede bloquear con cortinas dobles, que permitan la iluminación diurna y el bloqueo visual y lumínico por la noche. También podemos ubicar la cama contra la pared, o aprovechar su cabecero y separarla, llevándola al centro del cuarto.

Al organizar el dormitorio, la zona que rodea a la cama debe poseer no menos de 60 centímetros, permitiendo el paso y la circulación con facilidad, y sin trabas para los demás componentes de la habitación. Junto a la cama, a uno o ambos lados, es necesario colocar una mesa de noche.

Cómo organizar y planificar el dormitorio

Es conveniente contar con moquetas o pequeñas alfombras a ambos lados de la cama.

Cómoda

Si queremos colocar una cómoda o un escritorio en el dormitorio, debemos separarlo lo más posible de la cama, para no interrumpir el paso. También podemos colocar una cómoda de mayor tamaño, que nos dé una zona de guarda de ropas y elementos, o quizás de la ropa de cama, sobre la que podemos posar el televisor u otros elementos.

Elementos decorativos

El resto de los componentes del dormitorio dependerá del tamaño disponible. Si elegimos colocar un sillón de lectura, debemos asegurarnos de contar con el espacio adecuado. Lo mismo rige para cajoneras, baúles, muebles auxiliares, biombos y demás.

Iluminación

El toque que no debe faltar es la luz natural, que brinda al ambiente una calidez incomparable, si cabe la posibilidad, grandes cristales en las ventanas que permitan filtrar la mayor cantidad de luz, vestidas con estores, o cortinas de texturas bien modernas, si tenemos balcón o terraza, porque no aprovecharlo para que la habitación tenga salida directa a ellos, y así también incorporarlos naturalmente al ambiente.

Compartir