Sistemas de calefacción para el hogar

Sistema de caldera con radiadores de agua

Hay muchas formas de calentar una vivienda, generalmente los arquitectos entendidos, saben muy bien como confeccionar sistemas que mantengan el calor entre otros artefactos de la casa, como el horno, la estufa y el calefactor, dependiendo de la habitación que tengan que acondicionar.

Los diferentes sistemas de calefacción que el mercado nos ofrece harán que nuestra casa tenga la temperatura perfecta en cada momento del día y del año, lo que hará que nuestra vida sea mucho más cómoda y agradable.

Sistema de caldera con radiadores de agua

Este es el método de calefacción más utilizado en la mayoría de las viviendas españolas, y puede  funcionar con tres tipo diferentes de combustible: gas natural, gas propano y gasóleo C. La caldera de gas natural es usada sobre todo el ciudades y es el sistema considerado más barato y rápido.  Por su parte, los lugares a los que no llega este combustible, utilizan el gasóleo y el gas propano.

Chimeneas

Las salamandras, hornos y chimeneas son espectaculares, para las habitaciones en las casas de campo, algún quincho cubierto, o bien para cambiar completamente el estilo que hemos elegido para nuestra casa, y transformar el salón en un lugar más rústico.

Sistema de calefacción

Las chimeneas, por sus tamaños y peso, pueden ser construidas, en departamentos, en alturas, o en cualquier tipo de vivienda, y se adapta correctamente a cualquier bolsillo y clase económica, siendo uno de los sistemas de calefacción preferidos por todos, pero en los tiempos que corren compiten directamente con los sistemas a gas, que también son económicos y muy fáciles de instalar, además de que no requieren de muchas condiciones de mantenimiento.

Calefacción por suelo radiante

La calefacción por suelo radiante está considerado uno de los sistemas de calefacción más confortables, aunque no está recomendado para todo tipo de viviendas. Consiste en una instalación de calefactores bajo el suelo, razón por la que es necesaria una gran obra. El calor se propaga hacia arriba y calienta el suelo de la vivienda, lo que hace realmente agradable caminar descalzos por ella, sea cual sea el revestimiento utilizado en su decoración.

Sistema de calefacción

De todos modos dependiendo de la construcción de su casa, el estilo decorativo que haya elegido, y cuales sean sus preferencias, todos los sistemas de calefacción son buenos, aunque si de rústico  y excelente al impacto visual, nada mejor que unos leos encendidos en la chimenea del salón principal.

Aparatos con bomba de calor:  emisores termoeléctricos y calefacción eléctrica

La mayoría de los sistemas de aire acondicionado incorporan aparatos de calor que funcionan con un circuito reversible que se adapta a las necesidades de cada estación. El climatizador absorbe el aire, lo filtra y lo devuelve al ambiente, caliente o frío.

Sistema de calefacción

Este sistema incorpora una unidad exterior que se coloca fuera de la casa y varios casettes que se colocan en las diferentes habitaciones, en el techo o en la pared. Es un sistema más caro que otros, pero cuenta con la ventaja de que  no solo sirve para el invierno, sino que también es la solución para el calor en verano.

Emisores termoeléctricos

Son radiadores de aceite en los que la transmisión del calor se logra a través de un aceite térmico calentado por una resistencia eléctrica blindada, de acero especial.  Pueden enchufarse en cualquier parte, permitiendo obtener una instalación de calefacción sin hacer obra. El calor se mantiene en el aparato una vez apagado, lo que nos permite apagarlo y continuar recibiendo calor.

Calefacción eléctrica

Este sistema es el menos solicitado, ya que se considera caro y poco eficaz. Cuenta con la ventaja de que no precisa de una instalación complicada, tiene un mantenimiento mínimo y no produce gases ni olores.

Compartir