Cómo entelar un mueble

Cómo entelar un muebles

Forrar con tela algún mueble viejo es una manera de reciclarlo y renovarlo acondicionándolo para que combine con nuestra nueva decoración. La técnica del decoupáge consiste en decorar muebles y objetos con dibujos de papel para darles un nuevo aspecto.

Forrar un mueble con tela pegada paso a paso

La tela es una muy buena opción, se pueden optar por texturas de tapicería que hayamos utilizado en los sillones, cojines, o algún otro elemento decorativo.

Necesitaremos:

  • Tela a elección
  • Cola vinílica o cola blanca de PVC
  • Pasamanerías o galón
  • Barniz incoloro

Para poner manos a la obra, como primer paso si el mueble tuviera puertas es necesario que las retiremos, junto con ellas retiramos los estantes, retiramos los tiradores, herrajes e incluso molduras que puedan tener los muebles. Luego pasamos a tomar las medidas del ancho y el largo de la superficie agregando 2 centímetros a cada una de las piezas.

Cómo entelar muebles

Las superficies más sencillas de entelar son las lisas, por supuesto. No os preocupéis por los agujeros: quedarán completamente tapados por el nuevo revestimiento textil. Las mejores telas para esta técnica son las que al mismo tiempo ofrecen finura y resistencia: algodón, lino…

Paso siguiente, pegamos la tela sobre el mueble, primero hay que lijarlo un poco (no es necesario quitarle el barniz o la pintura del todo; basta con que quede un poco rugoso). Después aplicaremos una mano de cola blanca de PVC sobre la zona a entelar. 

Pincelamos por completo toda la superficie de los estantes  y aplicamos la tela con cuidado de no dejar aire entre la misma y la superficie, tensándola muy bien.

Luego para asegurarnos que no queden burbujas de aire alisamos con la mano y pasando un paño, frotando para retirarlas en el caso que quedara alguna. Retiramos los excedentes de tela y terminamos los frentes con el galón o la pasamanería.

De esta misma manera de deben forrar el resto de las piezas.  Antes de colocarlos si lo desea puede colocar una mano de barniz en el interior del mueble de esta manera se facilitará, la protección y la limpieza del mismo.

Para forrar cajones o asientos, intentaremos doblar los extremos de a tela hacia el interior para luego ocultarlos con cartones forrados de la misma tela.

Las encimeras enteladas siempre conviene protegerlas con cristal: la tela no se puede limpiar bien una vez pegada al mueble. Si aprovecháis para cambiar los tiradores del mueble, la renovación será completa y fantástica.

Compartir