Estarcido para decorar paredes

Estarcido para decorar paredes

La pintura nos ofrece un sin fin de posibilidades al momento de decorar una habitación o ambiente, el límite siempre está en nuestra imaginación. La técnica de estarcido nos permite renovar las paredes en su totalidad, utilizando los más diversos diseño y adecuando los mismos a nuestra decoración.

El estarcido en la decoración de interiores

La decoración actual hace tiempo que dijo adiós a las paredes lisas, blancas y aburridas. Aunque en algunos ambientes minimalistas y súper modernos quedan muy bien, a muchos de nosotros nos encanta alegrar nuestras paredes con colores y detalles personalizados.

La técnica del estarcido se podría definir como un método de impresión en el que la pintura queda recogida en un soporte por medio de un molde recortado a tal efecto. Puede ayudarte a crear imágenes magníficas en las paredes, objetos y ropa por medio de cenefas u otro tipo de plantillas.

El estarcido sirve para realzar una pared o rincón de la casa o decorar cualquier objeto. Si somos más atrevidos también podemos lograr efectos espectáculares si aplicamos la técnica del estarcido en el suelo de una habitación o en toda una pared.

Una de las formas más usuales de hacerlo es recortando la imagen deseada sobre una hoja de papel duro; el dibujo aparece como un espacio abierto con zonas sólidas alrededor. La plantilla así obtenida se sitúa sobre una nueva hoja de papel y se aplica la pintura sobre toda la superficie. Las zonas de pintura que llegan a la hoja inferior quedan limitadas a la forma de los huecos de la plantilla, creando así la imagen deseada.

Estarcido en la decoración de paredes

Existen diferentes técnicas para realizar el estarcido, cada una de ella quedará a su elección.

Técnica de estarcido

Con la brocha.Movimientos circulares rápidos, con los que conseguiremos un efecto suave. Punteado, que consiste en dar ligeros toques con el extremo del aplicador.

Con la esponja. Siempre retirando el exceso de pintura aplicarla estarciendo con suaves golpecitos de la esponja.

Con aerosol.  Estarcir pulverizando a partir del borde de la plantilla hacia las demás zonas sin aplicar demasiada pintura y sin detenerse en ningún momento. Aplicar capas sucesivas de la misma forma hasta obtener el tono deseado.

Compartir