La oficina, un espacio cómodo y flexible

En una oficina moderna se deben tener en cuenta principalmente, la comodidad y la flexibilidad de los materiales a utilizar mucho más allá de la propuesta de equipamientos.

En el caso de las oficinas modernas, es muy natural que tengamos que hacerle un espacio a nuestra máquina portátil, por lo que los engorrosos cableados, que antes eran un problema se redimen a unos escasos cables que se pueden esconder muy bien, sin alterar la decoración general. Tengamos presente que los ordenadores portátiles, nos permiten armar en una oficina varios sitios, como una sala de reunión, o el escritorio principal de quién la va a utilizar.

Las sillas de una oficina deben contar siempre con ruedas, integrando así aún más las posibilidades de movimiento, de un sitio al otro que libremente nos otorga el uso de un ordenador portátil.

En cuanto a los cortinados podemos utilizar aquellos que nos permitan un excelente paso de luz hasta un completo bloqueado de la misma, esto también colabora, con la flexibilidad que nos permite tener una portátil en la oficina, ya que de esta manera podemos acondicionar la luz necesaria acorde al lugar donde nos situemos, y evitamos el indeseable reflejo de la luz solar sobre el monitor.

Compartir