Cómo tapizar el cabecero de la cama

Cómo tapizar el cabecero de una cama

¿Quieres darle un nuevo aspecto a la cama de tu dormitorio? Esta opción decorativa está muy de moda, sobre todo para las habitaciones de las niñas, en las cuales se puede realizar en composé con el empapelado que hayamos aplicado a las paredes de su pieza.

Cabeceros tapizados

El dormitorio siempre queda más elegante si la cama tiene un cabecero, verás que si no tienes y le pones uno, vas a captar todas las miradas de todas aquellas persona que vean tu dormitorio. El resultado puede ser muy distinto en función de la tela que utilices, pero esta tiene que adaptarse a la decoración de tu dormitorio (a los colores de las paredes y/o el mobiliario).

Los cabeceros tapizados o forrados con telas son siempre una buena opción y muy decorativa para nuestros dormitorios, además nos permiten elegir la tela que más nos convenga, por ejemplo en este caso, en el que hablamos de un dormitorio estrecho.

Cómo tapizar el cabecero de una cama

En este caso lo mejor es optar por colores lisos y claros que al igual que sobre las paredes conseguirán darle a la habitación amplitud visual y además reflejar la luz.

Para tapizar el cabecero de una cama vamos a necesitar:

  • El cabecero de una cama de madera.
  • Goma espuma de 1 centímetro, y de 3 centímetros de espesor.
  • Tela estampada, rayada, floreada o en composé con el empapelado de la habitación.
  • Una grapadora.
  • Ganchos

Cómo tapizar el cabecero de una cama paso a paso

1. Saca el cabecero de tu cama o compra una madera que haga las dimensiones de la anchura de la cama o un poco más para que salga en ambos lados de tu cama y hacer que esta se vea más grande.

2. Marca las medidas encima de la espuma. Estas tienen que ser las mismas que las de la tabla más cinco centímetros en cada uno de los costados de la tabla. Tiene que ser más grande que la tabla dónde la vamos a poner porque la espuma tiene que abarcar toda una cara de la tabla y un trozo del lado opuesto, como si abrazara el tablero. La espuma la puedes comprar en la misma tienda en la que compres la tela con la que quieres tapizar la tabla.

3. Luego debes cortar la espuma con una tijera siguiendo las marcas de las medidas que has marcado en el paso anterior. El ancho de la espuma suele ser estándar, con lo que no te resultará difícil cortarla.

4. Paso siguiente, debemos engrapar la tela floreada y la goma espuma a la parte posterior o de atrás del cabecero, y luego con la tela rayada o el composé y la goma espuma de 3 centímetros realizar un rulo y forrarlo.

5. Una vez realizados estos pasos, unimos el rulo al cabecero con un delicado pespunte que debe pasar desapercibido y podemos dar el toque final agregando algún color vivo o pasamanería al tono o en la misma tela de composé.

6. El último paso consiste en colgar el cabecero con ganchos a la pared. Para ello, necesitaremos un juego de ganchos, equipados tanto con tornillos como con tacos. Existen distintos modelos de ganchos, adaptables a tu cabecero, y sobre los que te puedes asesorar en cualquier ferretería.

Para finalizar la decoración completa de la cama, podemos realizar cojines en ambas telas y colocar sobre la misma.

Compartir