Detalles especiales para obtener efectos decorativos cálidos

Como hemos dicho anteriormente, hoy por hoy el dormitorio principal suele integrarse a otros ambientes, o dentro del mismo se delimitan espacios destinados a la lectura, al trabajo y al absoluto relax y confort como es el caso de aquellos que prefieren tener un baño integrado en sus habitaciones.

El secreto del éxito en estos casos es intentar conseguir ambientes armoniosos, y cálidos que resulten confortables al momento de la decisión de ser utilizados por los habitantes.

Para decorar un ambiente y que nos resulte cálido podemos utilizar papel para revestir sus paredes, algún motivo sencillo con figuras geométricas puede ser de mucha utilidad, y en tonos beiges, amarillos o anaranjados pálidos nos aportará la calidez que estamos buscando, para completar podemos elegir ropa de cama con motivos florales, que resaltará mucho más aún la calidez, y dejar los cuadrantes de la habitación en blanco para intensificar una atmósfera acogedora.

En el baño, nada mejor que evocar las antiguas casas de campo colocando mallas metálicas debajo la encimera en los muebles, y revestirlas del mismo papel que se utilizan en toda la habitación, en aquellas partes que no requieran específicamente de revestimientos.

De esta forma estaremos integrando absolutamente ambos ambientes y el efecto visual de calidez que aportan serán únicos.

Compartir