Cómo quitar manchas en sofás de tela

Cómo quitar manchas en un sofá de tela

El tapizado de nuestros muebles siempre requiere de un cuidado constante, el polvillo diario muchas veces puede desgastarlo, provocando así su deterior. Es importante que, sea del material que sea el sofá, se le pase la aspiradora al menos una vez al mes por todas sus partes (incluyendo reposabrazos y parte trasera) para que el polvo no se acumule sobre él. Si la tela es delicada, lo mejor es poner la aspiradora en un ciclo que sea suave y con el cabezal indicado para tapicerías para no dañarla con este procedimiento.

Consejos para quitar manchas en los sofás tapizados

Identifica el tipo de mancha. Lo mejor, es sacudirlo y cepillarlo diariamente, y si se encuentra manchado debemos prestar atención a que tipo de mancha es la que posee.

Manchas secas. Si la mancha esta seca podemos aplicarle una solución preparada la mitad con glicerina y la otra mitad con agua fría, para aflojar la macha, por media hora, y luego pasar una esponja con una solución tibia, preparada con jabón para lavar. Una vez removida la mancha secamos con un paño húmedo con agua limpia.

Otra opción es usar un quitamanchas en seco, normalmente lo encontraréis en spray, debéis aplicarlo unos minutos, esperar y después retirarlo con un cepillo. Suelen ser bastante efectivos y hay varias marcas a escoger en el mercado.

Manchas frescas y húmedas. En el caso de las manchas frescas es mucho menos complicado, dado que las podemos absorber con un paño o un papel de cocina, y pasar una esponja con agua caliente para remover del todo la mancha, repitiendo la operación hasta que la misma se quite por completo.

Manchas difíciles. Si las manchas fueran rebeldes, como las de vino tinto o salsa, debe espolvorear con talco mientras aún esté húmedo para que absorba correctamente la mancha y luego una vez secas, retirar el mismo pasando un cepillo.

Si se derrama algo sobre el sofá, lo primero que hay que hacer es intentar absorber la mancha (que generalmente será de algo líquido o viscoso) poniendo sobre ella algún elemento tipo una esponja o un trapo pero sin moverlo.

Manchas de grasa. Si la mancha es grasa, lo que mejor la abosberá será sal o tiza.

La limpieza de los sofás de tela no tiene por qué ser difícil, y además siempre podéis probar con un servicio profesional de limpieza de tapicerías si no os atrevéis solos.

Compartir