Cómo hacer una mesa para el cuarto de tu hija

mesa de noche para niña

Encontrar una mesa apropiada para el cuarto de las niñas es una tarea difícil, primero porque las niñas suelen cambiar de gusto con frecuencia y una mesita de flores de color rosa ya no le servirá en el siguiente año y la verdad no es bueno para el bolsillo ni para la decoración estar comprando mesas a cada momento. Es por eso que te traigo algunos consejos para hacer una mesa linda y fácilmente para el cuarto de la niña.

La mesa de noche para una niña no debe ser muy grande, sino apenas con el tamaño adecuado para que le pueda colocar una pequeña lámpara, un vaso o un frasco con agua por si le da sed en las horas de la noche, su libro favorito o el que le estés leyendo por las noches y tal vez algún bálsamo para sus labios. Así que para tan pocas cosas, una mesa grande ocuparía mucho más espacio del que en realidad se necesita.

Una buena idea es que tomes uno de esos bancos altos que se ponen en las barras de las cocinas porque tiene la altura y el tamaño adecuado. La debes pintar de un color que vaya con la decoración que tenga en la habitación, que en general son colores blanco, rosa o cualquier otro pastel, y preparar una serie de decoraciones que puedes ir cambiando con el tiempo.

Por ejemplo, puedes tomar un tutu, una de aquellas faldas que utilizan las bailarinas de ballet, o alguna tela que recuerde este elemento, y lo pegas alrededor de la parte más alta del banco, haciendo que se vea como si la mesa tuviera esta clase de faldas, también puedes tomar un pañuelo de los que tienen pequeños cascabeles, como los que se utilizan en las danzas árabes y haces lo mismo. A las niñas les gustan esa clase de detalles y son fáciles de cambiar.

Foto: Polina T

Compartir