Cómo limpiar espejos, ventanas y otros cristales

Los espejos y cristales ocupan un lugar fundamental en la casa, pues reflejan la luz y dan un toque especial en la decoración de un hogar. La iluminación tiene un aire de amplitud cuando espejos, ventanas y otros cristales están limpios, y en cambio dan el efecto contrario cuando no lo están. Por es que mantenerlos impecables es muy importante.

Limpieza de espejos

Además de espejos y ventanas, encontramos en la casa algunos objetos de cristal que complementan la decoración: muebles, ornamentos e incluso utensilios que pueden tener una función práctica y estética al mismo tiempo. Lo más común es que estas piezas se ensucien con la huella de los dedos al tocarlas, o que pierdan su brillo debido a los bordes que las rodean.

Consejos para limpiar espejos y objetos de cristales

Bordes de objetos de cristal:

Lo primero que debemos hacer es limpiar estos bordes, pues si están sucios será más difícil conseguir la limpieza de los cristales. Si éstos son de madera, hay que usar un paño ligeramente humedecido, que remueva la grasa y absorba el polvo. Si son de metal debe usarse un trapo seco.

Espejos y cristales:

Hay muchas técnicas y sugerencias para limpiar cristales. Desde los distintos productos comerciales con alcohol hasta las recetas caseras más inusuales.

Dentro de las formulas caseras encontramos la mezcla de agua y un poco de vinagre, desengrasa y da brillo. También poniendo en partes iguales vinagre blanco con amoníaco y agua, se obtiene una mezcla de rápida evaporación que deja mucho brillo.

Se recomienda usar una balleta limpia cristales de goma. La limpieza debe realizarse con una solución a base de alcohol y vinagre que se encargará de preservar su brillo. Ésta debe aplicarse en pequeñas cantidades sobre la balleta y luego pasarle sobre las piezas. La ventaja de este instrumento es que no deja huellas y solo hay que secar los bordes.

Posteriormente, la solución debe secarse con un paño de algodón para los cristales y con papel periódico doblado para los espejos. La limpieza debe hacerse por lo menos dos veces por semana.

Ventanas de cristal:

Primero se limpian los marcos y luego los cristales. Sino al limpiar el marco se ensuciaran los cristales. Si los marcos son de madera no hay que mojarlos, bastara con un paño húmedo bien escurrido. Cambiar el agua cada vez que se ponga sucia. Los marcos de aluminio quedan impecables cuando se limpian con agua y jabón.

Limpiar las ventanas

Mamparas de Cristal:

Las mamparas de cristal quedan limpias con un paño mojado en agua caliente con un poco de vinagre blanco.

Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…

Compartir