El color rosa en la decoración

El color rosa es ampliamente considerado como el color que representa el amor. Debe ser porque es muy gentil, calmante y además tiene las propiedades de ser muy romántico. Muchas personas tienen temor a decorar con este tipo de color, pero usado moderadamente puede dar un gran toque a las estancias de nuestro hogar.

El color rosa en la decoración


Decorar con colores rosas es uno de los recursos cada vez más utilizados en decoración. Existen varios binomios muy recurridos que tienen como protagonista el rosa (en toda su gama) y pueden convertirse en una de las mejores opciones a la hora de decorar tu casa.

Cómo decorar con color rosa 

Tonalidades y combinaciones del rosa: 

Desde el rosa suave hasta el poderoso magenta, puedes escoger entre una gran variedad de tonos de rosa para darle un poco de color, vitalidad y alegría con este hermoso color a nuestra casa. Aunque debe quedar claro que no se debe exagerar y llegar a pintar todas las paredes de la casa de ese color.

El color rosa en la decoración

Las tonalidades de éste color son muchas y las  combinaciones con el color rosa son amplias, por ejemplo el rosa palo-burdeus, que es una combinación romántica en su totalidad, el rosa pastel-chocolate, que es un dúo de colores de buen gusto asegurado, y el rosa fucsia-gris, crean un ambiente muy seguro y elegante, el rosa-verde, es una apuesta divertida y fresca.

El color rosa en la decoración

Paredes en rosa:

Si tiene ganas de grandes cambios, no dudes y atrévete con el color. Un muro rosa en un salón, una oficina o una habitación provocará una verdadera transformación y puede contribuir a ampliar un espacio; porque el rosa tiene tendencia a alejar los muros.

El color rosa en la decoración

Según sus gustos, elija un rosa claro para dar suavidad, un rosa fucsia que realza una estancia oscura o un rosa palo para ser más romántico… Armonícelo con los demás muros: gris, caramelo, crema, blanco, chocolate, un leve anaranjado o verde primavera, y de inmediato se totalmente novedoso.

Si no se atreve a dar el paso, empiece por personalizar sus muros con pegatinas. Muchos sitios ofrecen hoy en día decoraciones más o menos barrocas, de diseño o románticas, de las que puede elegir el color. Unos toques de rosa por aquí y por allí y lo consigue, sin arriesgar, ni gastar demasiado.

El color rosa en la decoración

Complementos en rosa:

Eso podría ser demasiado, al menos que tengas en casa a una pequeña princesa que adore el color rosa, y la mejor forma de introducir este color en la decoración de nuestro hogar es con accesorios o mediante el arte. Para eso puedes escoger un florero rosa o una hermosa foto de flores de cereza u otras flores de ese color.

El color rosa en la decoración

Pon el color rosa en artículos y muebles estratégicos como en los sofás, cojines, armarios, alfombras, lámparas, jarrones y cuadros, porque así no renunciarás al minimalismo y las líneas simples, pero le darás color a tu hogar.

El color rosa en la decoración

Flores por doquier:

Por fin el rosa también pasa por las plantas y las flores. Si dispone de un jardín distribuya armoniosamente petunias fucsia, rosales pastel, violetas o buganvillas. Una leve originalidad, también existen flores comestibles rosa, de modo que recuerde dar color a sus platos. ¡Sus amigos se sonrosarán de placer!

Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…

Compartir