Cómo ordenar tu armario

Para encontrar el armario a nuestra medida, lo principal que tenemos que definir es el espacio con el que contamos. Nada despeja tanto los obstáculos visuales como un armario ordenado, por lo que necesitaremos contar con un buen habitáculo de capacidad suficiente para guardar correctamente nuestra ropa. Te traigo unas ideas que te ayudarán con esta ardua tarea de organizar todo lo que tienes en tu armario.

Cómo ordenar el armario

Consejos para ordenar y sacar partido a tu armario

  • Armario por encargo

El mobiliario a medida resulta una salida recurrente, ya que permite adaptar el mueble a sus necesidades concretas y crear módulos independientes.

  • Clasifica las prendas

Además la decoración moderna cuenta con aplicaciones de instalación para clasificar mejor las prendas, con perchas abatibles que le permiten colocar el perchero en lo más alto del armario, colgando allí pantaloneros extraíbles que ocupen un reducido espacio vertical o un zapatero en la parte inferior para poder ordenar el calzado.

Si quieres puedes ordenar las vestimentas por categorías: los pantalones juntos, las faldas en un mismo sitio… Así, tu armario estará siempre en orden y te facilitará mucho las cosas por las mañanas. También puedes dividir las prendas según el uso que les des. Por ejemplo, puedes separarlas en tres grupos: ropa para el trabajo, prendas para ocasiones especiales y vestimenta que sueles utilizar en tu tiempo de ocio.

Cómo ordenar el armario

En el mercado hay una amplia gama de cajas ordenadoras que se ajustan a diferentes posibilidades y bolsillos. Son muy útiles, decorativas y funcionales, ya que sirven tanto para guardar ropa de estación que no se utiliza, como para mantener ordenadamente la ropa interior, cinturones, calzado o accesorios, proporcionando mayor espacio libre dentro de nuestro armario.

Objetos pequeños, como cinturones y corbatas, suelen suponer un quebradero de cabeza a la hora de ubicarlos en el armario. Pero si quieres que no ocupen mucho espacio, utiliza una percha con colgadores.

  • Aprovecha los espacios disponibles

Aprovecha todo el espacio, muchas veces por encima del armario estandar queda medio metro de espacio que no podemos aprovechar con nada más, compra dos cajones grandes y ponlos en la parte de arriba, lo mismo con la de abajo. Es un espacio poco accesible, pero te puede servir para guardar esas cosas (chaquetas, rebecas, zapatos de verano,…) que no necesitas tener a mano.

  • Divide los colores

Son muchos los que ordenan sus prendas por colores. Es un criterio muy válido, pero si de vez en cuando lo rompes, ganarás nuevas combinaciones. Sitúa por ejemplo, una falda rosa, cerca de una blusa roja.

Y por supuesto, sitúa la ropa que más usas al alcance de tu mano...¡pero cuidado! Debes incluir en tu campo de visión también esas camisas, camisetas, pantalones y faldas que no sueles ponerte.

Por eso procura no hacer pilas enormes con la ropa porque así te olvidarás de lo que tienes y nunca aprovecharás del todo tu vestuario.

Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido.

Compartir