Plantas de fácil mantenimiento para decorar el hogar

La mejor forma de dar vida a las áreas comunes del hogar es agregando un poco de vida con plantas decorativas. Quienes gozan de la belleza del jardín y de la jardinería, saben bien que en un espacio verde hay más plantas que flores.

Cuidados de las rosas

Si no tienes mucha experiencia en jardinería o no cuentas con demasiado tiempo para dedicar al cuidado de las plantas, elije alguna de estas opciones de fácil cuidado.

Cómo cuidar las plantas de nuestro jardín

  • Rosas:

Se mantienen perfectamente en ventanas y balcones, ya que prefieren el sol para desarrollarse. Se deben regar a diario, o cada tres días si es época de lluvias.

Las rosas son muy decorativas, y se pueden conseguir en variados colores. Con sus pétalos se pueden hacer múltiples manualidades decorativas e incluso se pueden agregar a ciertos platos.

  • Aloe vera (Sábila)

Requiere de muy pocos cuidados por tratarse de un ejemplar que sobrevive en climas desérticos. Regarla una vez cada dos semanas es más que suficiente, y dependiendo del tamaño de la maceta y de la planta, puede necesitar menos riego.

cuidados del aloe vera

Aparte del fin decorativo, tiene grandes ventajas tener una planta de aloe vera en casa, ya que se pueden preparar muchos remedios caseros y mascarillas con su savia.

  • Jazmines:

Se pueden sembrar en jardineras o en macetas grandes. Requieren riego tan solo una o dos veces por semana, dependiendo del tamaño de la planta y de donde se encuentre sembrada.

Cuidados de los jazmines

Esta planta se puede tener dentro de casa, en un lugar cercano a la ventana. De esta manera, las raíces estarán a una temperatura más fresca, y las hojas y flores recibirán incidencia indirecta del sol. Sus flores aportan vida al recinto donde se encuentran sembradas.

  • Romero:

Esta planta se debe mantener en macetas grandes, pues prefiere el espacio para desarrollar raíces. Posee un aroma agradable, por lo que complementa bien los ambientes internos. El romero requiere de poco riego, la mejor forma de saber cuando se debe regar es observar la tierra: cuando esté seca, puedes regarlo de nuevo.

Además de sus bondades decorativas y aromáticas, tener una planta de romero garantiza un buen suministro de un delicioso aliño para las comidas.

  • Salvia:

Se pueden plantar en macetas de unos 20 o 30 centímetros. Esta planta no puede recibir sol directo, pero le hace bien la luz, por lo que se recomienda colocarla cerca de una ventana. El riego se realiza dos veces por semana, aunque el indicador por excelencia es la resequedad de la tierra.

Estas plantas de mantenimiento fácil son perfectas para iniciarse en la jardinería: decoran los ambientes, no requieren de mucho tiempo y funcionan para probar los gustos en cuanto a plantas. Luego de dominar mejor los cuidados de estas especies, vale la pena aventurarse con otras de mayor complicación.

Este post ha sido editado para mejorar su contenido…

Compartir