Decoración de salones con toque retro

El estilo retro está cada vez más de moda. En la decoración del hogar vuelve la nostalgia por los años perdidos y hallamos una y mil formas de recordar con este estilo. Las habitaciones se vuelven a vestir de antaño y el salón surge como la perfecta oportunidad para hacerlo.

Para comenzar los tonos deben de ser neutros y nada extravagantes, recuerda que la característica de éste estilo es la decoración tradicional y ortodoxa. El blanco, negro y gris sugieren un ambiente sobrio así también lo hacen el beige y el café en cortinas, tapetes y por qué no, en muebles.

Los sofás deben de ser de corte recto y mejor si en materiales de la época, es decir patas de madera, largas de preferencia y delgadas, y materiales y texturas como el terciopelo y algo de cuero. Nada mejor que comenzar por un cómodo asiento de tintes antiguos.

Los tapetes y alfombras forman parte integral del conjunto vintage, no olvides preferir las de fibra gruesa para el centro o algunas pequeñas para ciertas partes. El decorado con éstos elementos debe no debe de ser exagerado sino justo y adecuado.

Los muros y paredes irán en tonos bajos, algunos retratos y cuadros pueden adornar. Las repisas las dejaremos para otras habitaciones pero puede ir una o dos para aquellos complementos que las necesiten.

Las cortinas también deben integrarse de manera perfecta con el cuadro general, el material debe de ser ligero y nada pretencioso esto para evitar romper con el estilo general del espacio. Su visual será muy impactante si les colocas algunas galerías en madera o metal envejecido.

Compartir