Cómo preparar la pared antes de pintar

Preparar las paredes para pintarlas

Si hemos decidido renovar por completo la decoración de nuestro ambiente, y ya decidimos la paleta de color que utilizaremos sobre nuestras paredes, antes de comenzar a pintar debemos tener presente algunos consejos.

Consejos para preparar la habitación antes de pintar

Despeje completamente la habitación y cubra aquellos muebles que no ha podido retirar, al igual que el suelo, que debe ser protegido con una lámina impermeable, si hubiera zonas de la pared que no desea pintar, recuerde utilizar cinta pintor, para enmascarar esos lugares y que no se manchen.

Si solamente va a pintar las paredes, proteja el techo con una cinta de enmascarar bien ancha, y una vez que haya comenzado a pintar, trate de mantener la habitación bien ventilada. Hay varias tipos de cintas, es importante que sea de papel, las hay de diferentes tamaños y tiene la cualidad de adaptarse y pegarse con mucha facilidad a cualquier superficie y en cualquier ángulo.

Tendrá que tapar el encuentro entre los zócalos y la pared, alrededor de los interruptores de luz, marcos de ventanas, etc. y en caso de querer pintar las paredes en dos colores. Hay que retirarla antes que la pintura se seque totalmente, de esta forma saldrá fácilmente, sin resto de pintura.

Remover las tapas de los interruptores eléctricos y las lámparas o spot que se encuentren aplicados al techo o paredes (para mayor seguridad corte la corriente eléctrica).

Consejos para preparar las paredes antes de pintar

Comprobar el estado de las paredes y techo, si en general están en buen estado se podrá pintar directamente, si las capas de pinturas de años anteriores se levantan con facilidad o se presenta con arrugas; abra que retirarla.

Una superficie que este lisa y libre de toda imperfección, es muy importante para que el acabado luzca elegante, y además la pintura se deslice fácilmente en su aplicación, por lo que no olvide lijar, y tapar aquellos agujeros que pudieran haber quedado al retirar cuadros.

Elimine por completo la pintura descascarada con la ayuda de una espátula de hoja ancha, luego limpie la zona asegurándose de que la superficie queda lisa.

Antes de comenzar a pintar, es recomendable limpiar las paredes, para ello es necesario utilizar agua tibia y una cantidad considerable de detergente. Trabaje desde abajo hacia arriba, poniendo especial cuidado en la zona de los enchufes e interruptores de luz.

 

Compartir